• English
  • Italiano
  • Français
  • Português

Il Fondatore

Brian Smith

Brian fue uno de los primeros líderes de la Renovación Carismática Católica en Brisbane, Australia, en los ’70. Junto con el P. Vince Hobbs (Bardon Parish), llevaban adelante el encuentro de oración Bardon Outreach, que fue el vehículo mediante el cual miles de personas experimentaron el poder del Espíritu Santo a través de esta Renovación Carismática Católica.

En 1990, Brian se convirtió en el primer Presidente de la Fraternidad Católica de Comunidades Carismáticas de Alianza. Establecida como Asociación Pontificia de Fieles, la Fraternidad comenzó con 13 comunidades en diferentes partes del mundo. En 2008, eran más de 80 comunidades en todos los continentes llegando a millones de personas en todo el mundo. La Fraternidad alienta a comunidades, tanto chicas como grandes, en su búsqueda de vivir un modo de vida cristiano y de ser testigos del poder transformador del Evangelio de Jesucristo.

Brian era un hombre que sentía un gran amor por la Iglesia y su experiencia en la Renovación Carismática Católica lo convenció de que, así como su propia fe había sido renovada, era posible reformar la Iglesia toda a través de la gracia de Dios derramada por el Espíritu Santo en esta corriente de gracia. EL compromiso de Brian con la Iglesia y con su unidad lo llevó a un rol de liderazgo formal e informal para la construcción de relaciones fraternas con otros líderes cristianos y romper así muchas de las barreras existentes entre nosotros. Brian fue invitado a menudo por otras iglesias como orador, en Australia y en otros lugares del mundo, siempre buscando construir comprensión y amistad. A nivel formal, Brian fue miembro activo, durante muchos años, de la Comisión Arquidiocesana de Ecumenismo y hacia el fin de su vida se involucró en una iniciativa que buscaba establecer un diálogo entre la Iglesia de Roma y las iglesias pentecostales.

Brian hizo una contribución única a la vida de la Iglesia Católica local, nacional e internacional. Mientras Brian se sentía en casa en compañía de Papas y Cardinales, nunca perdió de vista su vida sencilla como un habitante más de Geebung. Brian solía decir, “Dios puede hacer esto conmigo", porque El puede actuar a través de cada uno. Entre otras cosas, Brian será recordado como un gran narrador de historias, por su amor por su familia y su pasión interminable en el seguimiento de Jesucristo.